BRAND PROJECT

CASA PIEDRABUENA

LA ARMONÍA ENTRE PASADO Y FUTURO

«Un juego de sorpresas cambiante durante el paso de las estaciones del año.»

– Moisés Royo

La cerámica, en la casa Piedrabuena, adquiere diversas cualidades como elemento relevante en la vivienda.

La presencia de este material en el municipio y el escaso presupuesto del promotor para desarrollar esta vivienda y estudio sugería una propuesta y preocupación adicional por nuestra parte que releyese su condición mas material.

En una parcela de dos metros y medio de fachada, el empleo de un adoquinado de barro actúa como si de una cortina cerámica se tratase.

 

 

La ligereza del sistema constructivo empleado frente al carácter masivo del adoquín cerámico propone un juego de sorpresas al propietario de la vivienda cambiante durante el paso de las estaciones del año, puesto que la manera en la que incide la luz en invierno no es igual a como lo hace en verano. 

Una cortina que oculta cualquier referencia al tamaño doméstico de los huecos que propone, además, unificar las fachadas colindantes tan heterogéneas.

 

Porque cualquier referencia a una ventana normal, estandarizada, hubiese supuesto entender la fachada como una “casa pequeña”.

Cuando lo que hemos propuesto es, realmente y a pesar de sus dimensiones, una “gran casa”.

El juego de las diagonales en los puntos de vista de los espacios a través del estudio de la planta consigue distanciar al máximo los extremos de la vivienda para perder la sensación de encontrarnos en un espacio de dimensiones demasiado reducidas.

 

La escala, el tamaño real, desaparece por “arte de magia”, de ahí la importancia del arquitecto por controlar estos aspectos para que la respuesta de proyecto final se beneficie de estos aspectos que todo arquitecto debe controlar.

Y la propuesta definitiva además realza el nexo entre las edificaciones existentes porque se mimetiza con las construcciones de alrededor a través del uso de la cerámica aunque, al mismo tiempo, propone una sofisticación técnica que intuye un espacio habitado interesante en su interior.

La disposición alterna de la pieza módulo a soga y sardinel dibuja una celosía vibrante y porosa.

Vibrante es el juego de sombras arrojadas al interior de la oficina y vivienda y porosa porque filtra la luz directa que penetra al interior de la vivienda sobre el paño vertical de vidrio tras ella.

Esta luz es moldeada por las piezas de barro y recorren el interior de la vivienda con el paso del día.

 

Cuando los rayos de sol no inciden directamente en la fachada, el juego de piezas abatibles y pivotantes ofrece a sus usuarios una nueva relación entre lo público y privado entre el interior y el exterior: ver sin ser vistos. 

La luz natural se introduce al interior de la vivienda y oficina no sólo por la fachada sino además por unos grandes lucernarios que consiguen moldear la luz para adquirir la atmósfera deseada.

Casa Fuensanta

Castillo Buitrago

Porcelanosa Urbatek

«Grandes profesionales, muy comprometidos con su trabajo dando buenas soluciones y apoyo a tus proyectos.
Bien actualizados en cuanto a tendencias en diseños y materiales.
Muy pendientes de ofrecer siempre la mejor opción y relación calidad-precio.»
Santiago Gómez

M   U   K   A